Reflexiones sobre la mafia por Jorge Nureña* del Grupo NOR

El pasado 15 de junio, LAVAPERU y nuestros aliados del Grupo NOR llevamos a cabo un taller de pedagogías poéticas sobre el fenómeno de la mafia. Estamos seguros que ha sido esta la primera de muchas colaboraciones por venir. Gracias totales, amigos del grupo NOR. Les dejamos la crónica del evento escrita por el historiador Jorge Nureña:  

Dos semanas después de nuestro primer evento como NOR (Instituto de Investigación en Ciencias Sociales), “Seminario: Dinámicas Territoriales y Estudios Urbanos”, en Trujillo, nos trasladamos el 15 de junio a la ciudad de Chimbote a realizar el taller, “Reflexiones sobre la mafia”, de manera conjunta con Javier Suarez miembro del proyecto LAVAPERÚ.

El evento estaba programado para las 2:00 p.m. Erika y mi persona, veníamos en representación de NOR, desde Trujillo. En Chimbote Juanjo (NOR) ya había recepcionado a Javier y alistado los materiales para el inicio del taller. Este tuvo lugar en el Auditorio de la comisión de Justicia Social (Av. Melgar 570), un espacio tranquilo y amplio, que al ingresar nos dio la impresión de estar en los años 80 por la estructura interna, los pisos, las ventanas, en fin, los acabados.20746736_1425405744174100_384504138_o

El taller estaba a cargo de Javier Suarez (desde el lado de la literatura) y mi persona (histórico y criminológico), que a decir verdad, era la primera vez que hacía uno de manera conjunta, siempre había realizado ponencias, exposiciones y algunas clases, con una cierta lejanía entre el emisor y el público asistente, que se remediaba de alguna manera al terminó con algunas preguntas.

Sin embargo, en esta ocasión fue totalmente diferente, ya que Javier quien era el encargado de iniciar el taller, adoptó desde el principio una metodología distinta. En primer lugar desde la interacción entre él como expositor y los asistentes, dialogando de una diversidad de temas mientras llegaban los de más y se ultimaban detalles. Al término de ello, repentinamente Javier nos dijo que nos pusiéramos de pie y que dejáramos todo lo que teníamos, celulares, cuadernos, libretas, lapiceros, etc., en las sillas.

Luego nos pidió que hiciéramos tres movimientos extraños, estrambóticos, diferentes al resto. Al terminó, nos separó de a dos personas y dijo que nos tomáramos de las manos e hiciéramos los movimiento anteriores en contraposición a la otra persona que realizaba movimientos diferentes a los nuestros, en efecto, surgió como una especie de pugna entre las parejas por ejecutar los movimientos, que terminaron haciéndose a medias. Y a continuación nos separó en dos grupos de a cuatro personas, con las mismas indicaciones anteriores tomarnos de la mano y tratar de realizar individualmente la mayor parte posible de movimientos a pesar de incomodar a las otras personas.

Hasta aquí todos estamos desorientados, ¿será un pequeño de relajamiento anti estrés? ¿o este pata está loco? Entonces, vino lo bueno, “la mafia así funciona”, argumentó Javier. “Sí, no es un grupo homogéneo, ni que vive en armonía, es un grupo u organización que se desarrolla en constantes pugnas por el control o por el poder”.

Seguidamente, nos pidió que escribamos “¿qué es la mafia para nosotros?” en tres líneas sobre una cartulina y que la peguemos en la pizarra; vimos, entonces, tres nociones  recurrentes sobre la mafia: organización ilegal, secreta y con fines particulares (económicos, sociales o políticos). Hasta este momento todos estamos enchufadisímos, estimulados; a pesar de conocer lo fundamental sobre el tema, me sorprendió la naturalidad con la que brotaban las ideas de los asistentes sobre la mafia, como si conocieran bastante sobre ella. Y ello se daba gracias a la interacción entre los asistentes, entre los que estábamos sentados en el suelo oponiendo y contribuyendo con ideas. Y, de vez en cuando, intervenía con algunas consideraciones históricas sobre el surgimiento de la mafia en Sicilia, cuáles fueron las características que ayudaron a su propagación y cuáles son las diferencias con el crimen organizado o las mafias locales.

A continuación pasamos leímos en grupos un fragmento de la novela de Leonardo Sciascia (una conversación entre un joven y una persona mayor) sacando ideas  sobre la mafia y sus dicotomías y dilemas: es buena, es mala, es justa o injusta, necesaria o innecesaria, o incluso si existe o no existe. Lectura muy enriquecedora para comprender el contexto dónde, cómo surge y se desarrolla la mafia.

19213056_1930773830535500_537400299_oEl taller culminó con la elaboración de ciudades mafiosas (corruptas) en cartulinas por parte de cada grupo con el fin de acercarnos más a como era la vida en ellas: transporte, comercio, medios de comunicación e instituciones. El taller culminó con la proyección de Cadaveri eccellenti (Rosi, 1976), basada en El contexto de Leonardo Sciascia, que nos iluminó y confundió más acerca de la mafia, porque era algo que estaba en todos lados y a la vez no, ya que, al igual que el personaje Amerigo Rogas, no descubrimos quién estaba detrás de ella. La frase final del film no me dejó dormir por más de una semana, “La verdad no siempre es revolucionaria”.

Sin lugar a dudas, una experiencia gratificante y enriquecedora con un excelente discurrir y una metodología muy didáctica e interactiva. 

Jorge (Koky) Nureña es Historiador por la Universidad Nacional de Trujillo. Miembro e Investigador de NOR (Instituto de Investigación en Ciencias Sociales).